• Maite R. Ochotorena

Relato: «Salvar el mundo»

Actualizado: 5 de nov de 2019


Faith recorre el pasillo muy segura de sí misma, contonea sus caderas, sonríe... Empuja su carro vacío hacia la sección de los congelados, como cada jueves, donde sabe que Logan aparecerá dentro de siete minutos exactamente. Aún no ha decidido si le llama Logan por Lobezno, o por el protagonista de la serie, «La fuga de Logan». Siete, seis, cinco...


Un estremecimiento recorre su cuerpo y se instala en sus caderas. Suspira al pensar en ese hombretón, grande, seductor, arrebatador... Logan es perfecto, elegante, con esos ojos azules a lo Paul Newman... Ya nadie se acuerda de Paul Newman, nadie tiene unos ojos como los suyos, sólo Logan. De pronto le ve llegar. Camina distraído, la mente puesta en las cámaras frigoríficas. Faith contiene la respiración. Da unos pasos en su dirección. Se ha arreglado mucho para poder encontrarse con él. Lleva meses pensando en hacerlo, en decirle algo... y hoy es el día. Valor... Se coloca a escasos centímetros y le roza con el brazo. Logan no reacciona. Está tan absorto... Mmmmm huele de maravilla, su piel es morena, perfecta, su pelo rizado, la forma en que cae sobre su frente, sus brazos musculados, su torso maravilloso... Faith se derrite. Se acerca más y sacude su melena rizada para que él perciba su presencia. El olor de su champú floral se extiende alrededor. Nada. Faith siente cierto resquemor, mientras Logan sigue a lo suyo. PPPPffffffff Praaaaaaaa, pppppppfff ¿Qué ha sido eso? Faith se queda helada. ¿Un pedo? ¡UN PEDO! Mira a Logan, horrorizada. Le oye canturrear algo mientras sigue rebuscando entre los congelados. Un olor nauseabundo inunda sus fosas nasales. No puede ser... Seguramente ha sido un descuido, el pobre se encuentra mal... Faith trata de olvidarlo. Pero entonces le ve llevarse el dedo a la nariz y hurgar en ella. Luego mira a los lados y deposita un moco seco en el borde de la máquina frigorífica. Faith contiene el aliento. NO PUEDE SER. Su Adonis, ese ser perfecto... ¿echándose pedos y sacándose mocos? Su líbido empieza a estar tan congelada como los filetes que tiene a su lado. Logan se aleja unos pasos. Sigue canturreando, esos ojos deslumbrantes recorren los congelados. La ignora... Entonces alarga una mano, rapta un sobrecito de frutos secos de un stand y se lo guarda bajo la chaqueta. Continúa su recorrido por el pasillo y PPPPPRAAAAAAAAA Largo, profundo, asqueroso... El hedor llega a Faith, que siente náuseas... Coge un pollo congelado, lo levanta en el aire, y se lo arroja a Logan. El proyectil le golpea en la cabeza y el Adonis se desploma en el suelo, sin sentido. Faith se acerca y lo mira desde arriba. Así tendido en el suelo, parece inofensivo... Lo coge, lo arrastra hasta la cámara frigorífica más cercana, abre la puerta deslizante, y lo mete dentro. Lo cubre con bandejas de pollo y filetes, hasta que desaparece de la vista, y sonríe. Mucho mejor. El mundo está a salvo!

#Relatos #humornegro

7 vistas