• Maite R. Ochotorena

Bocaditos de Suspense: «Ven conmigo»



—Dame la mano, está oscuro.

—¿Qué hay arriba?

—Ahora lo verás.

—Da un poco de miedo...

—Pero estás conmigo, ¿no?

Demi sonríe y decide que confiar en su amigo puede ser, es, sin duda, una buena decisión. Jacob siempre ha cuidado de ella, ¿por qué temer ahora?

—Vamos, sube...

Demi coge su mano y se deja aupar a lo alto de la azotea. Jacob también sube, y se sitúa a su espalda.

—Qué te dije... Es hermoso, ¿eh?

La vista es espectacular... A Demi le parece que el mundo se tiende a sus pies, con sus luces brillantes parpadeando en una noche tan estrellada que parece que el universo entero reposa sobre ellos.

—...es más que eso...

—...sí, mucho más...

Jacob vuelve a cogerle la mano y la conduce a través de la azotea de piedra, amplia y sin obstáculos, hasta el final. Se detiene en el borde mismo, mirando al abismo, una caída de más de ciento cincuenta pisos. No hay barandilla que les proteja, y Demi siente vértigo. Mira la punta de sus pies. Asoman peligrosamente hacia ese abismo. Abajo, muy abajo, está la calle, lejana, la gente y los coches diminutos, ajenos a ellos allá arriba. La brisa revuelve su pelo.

—No te sueltes de mi mano, o te caerás —murmura Jacob.

Demi alza la vista y le observa. Se siente segura a su lado. Aprieta su mano y da un paso para estar más cerca de él.

—Dime, ¿por qué me has traído aquí?

Jacob no contesta inmediatamente. Sus ojos oscuros brillan. Las estrellas se reflejan en ellos.

—Porque aquí es donde todo pasa.

—¿Aquí? ¿El qué?

—La muerte.

Demi se estremece.

Entonces Jacob enlaza su cintura y Demi siente un empujón. © 2018 Maite R. Ochotorena #bocaditosdeintriga #bocaditosdesuspense #bocaditosdeterror #bocaditosdemisterio

#Bocaditosdesuspense