• Maite R. Ochotorena

Cartas de una autora independiente (I)



...toda una aventura, ¿no? Y lo es.

Es una aventura, y como tal, está llena de luces y sombras. Somos legión, que levante la mano quien quiera ver su libro publicado, que levante la mano quien quiera dedicarse a esto de escribir al cien por cien... Como decía, somos legión, cada cual tratando de destacar, cada quien buscando la manera de llegar a sus potenciales lectores, construyéndose a sí mismo... y, sobre todo, tratando de no decaer.

En toda guerra, hay batallas que librar, y no siempre se alcanza la victoria. Y de eso quería hablarte. Hay tanta publicidad, te invadimos con anuncios sobre nuestras obras, y en realidad... sabes tan poco de nosotros... Hablo de personas que, con más o menos talento, nos negamos a que otros dictaminen si podemos llegar a alguna parte o no con nuestras letras (hablo de las editoriales), algunos cansados de tocar puertas, los hay que ni se molestan...

Yo soy una más. Aquí, al pie del cañón.

Y es que hoy por hoy, las redes ofrecen a los autores una manera de llegar a sus lectores sin intermediarios. ¡Y suena muy bien! ¿Verdad? Suena genial, y es relativamente fácil publicar por ti mismo... Pero hay amigo, nunca me cansaré de decirlo, publicar sólo es el primer paso. Lo importante llega después. Y es que ser autor independiente implica tener talento para escribir (se presupone...), y... o tener dinero para pagar correcciones, maquetas, portadas de profesionales, o ser tu propio diseñador. Además, has de ser un experto en marketing y SEO, ser organizador de eventos, relaciones públicas, montarte tus presentaciones, ser enlace con los medios, ser tu propio reportero... Vamos, todo un despliegue de capacidades que muchas veces abruma al que pensaba que sólo necesitaba escribir bien y tener buenas historias que contar.

¡Bienvenido a la vida real!

Hoy no es un buen día para mí. Hoy me he levantado cansada, algo desmoralizada, sin ganas de seguir luchando. Mi día a día es normalmente ilusionante, suelo visitar distintas localidades y doy a conocer mis novelas, (es genial y conozco a gente maravillosa), luego procuro escribir otras cosas (poesías, relatos...), al margen de mis novelas, como otra forma de darme a conocer y de expresarme, navego por las redes procurando aprender, conocer a otros que como yo pelean cada día, acercándome a los lectores... y por último (y debería ser lo primero), procuro centrarme en mi nuevo proyecto.

Y hoy no es un buen día porque en este largo trayecto son muchas las veces en que sientes que estás dando palos de ciego, infinitas las veces que te sabes solo, un enano contra un gigante poderoso (el anonimato); son, y serán, muchos los días en que tienes ganas de tirar la toalla, porque tanto esfuerzo, ¿de verdad lleva a alguna parte?

Bueno, pues como escritora independiente y (cuasi) desconocida que soy, os diré que SÍ MERECE LA PENA.

El truco está en perseverar, en perder la esperanza cuando haga falta (sí, he dicho perder)... porque SABES que al día siguiente volverás a sentirte vivo, con ganas de avanzar. El truco está en disfrutar por el camino, en vez de obsesionarte con la meta, porque el futuro ya está aquí, lo tienes en tus manos, lo estás haciendo, día a día...

En fin, la idea con esta carta era acercarte un poco al mundo de una autora independiente como yo, y ofrecerte la verdad tras un rostro desconocido, la realidad oculta tras tanto anuncio divulgado aquí y allá...

Mira: para un autor independiente, NO estar es NO existir.

Gracias por haber llegado hasta aquí, ¡te contaré más cosas en próximas cartas!

Maite R. Ochotorena

www.maiterochotorena.com

#cartasdeunaautoraindependiente #artículos